¿POR QUÉ ES MEJOR INVERTIR EN UNA PROPIEDAD QUE EN UN BANCO?

¿POR QUÉ ES MEJOR INVERTIR EN UNA PROPIEDAD QUE EN UN BANCO?
La inversión inmobiliaria puede ser altamente productiva. En la mayoría de las ocasiones, la manera en que las personas manejan sus finanzas personales o familiares es a través del ahorro de ingresos, sin embargo, esta actividad por sí sola no genera rentabilidad a largo plazo, a diferencia de invertir en una propiedad, que tiene el potencial de “activar” nuestro capital y multiplicarlo de diversas formas. Conservar nuestro dinero abajo de un colchón o acumularlo en una cuenta de ahorros en el banco no es ningún negocio, pero invertirlo en una propiedad… ¡Vaya que sí puede serlo! A continuación te compartimos algunas razones por las cuales resulta más conveniente invertir en bienes raíces que en un banco:

PLUSVALÍA CONSTANTE.
Invertir en bienes raíces representa atractivos rendimientos a largo plazo, ya que con el tiempo el valor de las propiedades aumenta. En esta valorización, intervienen factores como los planes de desarrollo de la zona, infraestructura vial, equipamiento en servicios, conectividad a pie y en automóvil, además de los servicios del inmueble en sí mismo, su mantenimiento, su ubicación y
diseño. Es precisamente en la plusvalía donde se ven reflejadas las principales utilidades de la propiedad.

GENERACIÓN DE INGRESOS A TRAVÉS DE RENTAS.
Si ya te decidiste por conseguir una propiedad, una casa o un departamento, puedes sacarle provecho comercial manejando un sistema de alquileres. Al ofrecer tus inmuebles para renta puedes generar un ingreso periódico que te permita cubrir gastos relacionados a la propiedad en sí misma (por ejemplo, para cubrir un crédito hipotecario) o acumular capital para futuras inversiones.

TU DINERO “TRABAJA” PARA TI.
Invertir en bienes raíces, por ejemplo en un terreno, es una actividad que, relativamente, no implica mayores inconvenientes. Al invertir en una propiedad, realizarás un desembolso inicial y, después de eso, los gastos adicionales en comparación son muy bajos. Ya como propietario, tienes la opción de simplemente esperar a que el dinero madure y que con el tiempo vaya ganando más valor, en este caso, tu terreno “se encargará” de generar dinero para ti sin requerir de tu tiempo o esfuerzo, hasta el momento en que decidas vender. Mientras que en un banco sólo acumulas dinero (y considerando además la serie de comisiones por manejo de cuentas), con la inversión en bienes raíces tienes la posibilidad de multiplicar tu capital.

ES UN NEGOCIO SEGURO.
Al contar con el asesoramiento de agentes inmobiliarios, los niveles de riesgos son realmente bajos y se garantiza la certeza jurídica de la adquisición. Las inversiones inmobiliarias no son susceptibles a las fluctuaciones de la economía; salvo en el caso de crisis particulares, es poco probable que los precios caigan abismalmente. Es por esto que las bienes raíces son una excelente opción para quienes prefieren no correr riesgos. Hacer una inversión en inmuebles te asegura que obtendrás un rendimiento superior a la inflación.

LA TIERRA ES UN RECURSO FINITO.
El crecimiento demográfico acelerado que muchas ciudades experimentan hoy en día, traerá como consecuencia la poca disponibilidad de espacios, por lo que al asegurar un terreno, estás asegurando también un patrimonio ante tal situación, que puede tener una alta cotización según el lugar donde se encuentre, es decir, tu bien inmueble será un producto con mucha demanda.
Invertir en una propiedad es mejor que hacerlo en un banco por la rentabilidad y beneficios que representa a largo plazo. Al ahorrar en una cuenta bancaria tu dinero se mantiene estático, por otro
lado, cuando inviertes en bienes raíces tu dinero se multiplica para generar rendimientos financieros positivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Entradas Relacionadas