CONSEJOS PARA COMPRADORES PRIMERIZOS EN BIENES RAÍCES

CONSEJOS PARA COMPRADORES PRIMERIZOS EN BIENES RAÍCES
Comprar un bien inmueble por primera vez es una decisión muy importante que debes tomar de forma planeada, ya que representa una inversión a largo plazo que puede convertirse en el cimiento de tu patrimonio. Para que el proceso de adquisición sea una experiencia positiva y de beneficio, hay algunos aspectos básicos que debes tomar en cuenta:

  • ESTABLECE TUS OBJETIVOS.
    Define qué es lo que estás buscando, con qué finalidad y qué características deseas que el inmueble posea: si va a ser nuevo o usado, si vas a utilizarlo para vivir ahí o para después rentarlo, cuántas habitaciones necesitas, si requieres espacio para un patio, estacionamiento, etc.
  • CALCULA TU PRESUPUESTO.
    Realiza un diagnóstico realista de tus posibilidades económicas: ¿cuánto dinero tienes ahorrado? ¿Cuánto ganas mensualmente? ¿Cuánto dinero puedes invertir? En dado caso, ¿puedes sostener el pago periódico de un crédito hipotecario, así como de los costos adicionales? Ten en cuenta que la adquisición del inmueble en sí mismo es sólo una parte de la inversión, ya que por lo regular también necesitarás gastar en otras cosas como: muebles, herramientas para la casa, artículos para las habitaciones, electrodomésticos, etc. Por otro lado, es recomendable que cuentes con un buen ahorro para poder responder en caso de presentarse alguna emergencia, enfermedad, pérdida de trabajo o aumentos en los costos, de manera que si alguno de estos importunos llegara a ocurrir, cuentes con capital para poder sostenerte y evites poner en riesgo la seguridad de tu inmueble.
  • PROCURA TENER UN BUEN CRÉDITO.
    Es común valerse de un préstamo hipotecario para poder financiar la adquisición de un bien inmueble. Para ello, es necesario contar con un buen historial, ya que tener un mal crédito te puede colocar en una posición desfavorable ante el banco, generando consecuencias como tener que pagar una tasa de interés más alta y otros recargos relacionados al riesgo que un mal crédito implica para una institución financiera. De manera opuesta, con un buen crédito aumentas tus oportunidades de elegir un esquema que se ajuste a tus posibilidades y, además, con ello tendrás más certeza en que las negociaciones sobre el inmueble no se frenarán por razones económicas.
  • CONSULTA A UN PROFESIONAL.
    Contar con el apoyo de un agente inmobiliario es invaluable cuando se trata de obtener información sobre viviendas y vecindarios. Busca a un agente certificado, que pueda orientarte correctamente a través de los papeleos legales, contratos, pólizas, escrituras y otras especificaciones, trámites y requisitos, de manera organizada. Un experto en esta área puede ayudarte considerablemente a encaminar tus criterios y ahorrar tiempo. Además, podrá responderte cualquier pregunta o duda que tengas o bien, de ser necesario, dirigirte con otros profesionales de la industria como prestamistas, contratistas o abogados. Informarte con un agente inmobiliario sobre tus derechos, ofertas, términos, condiciones y conceptos referentes a la compra, te ayudará a sentirte con más confianza, tranquilidad y control sobre el proceso.
  • CONSIDERA EL FACTOR DE LA LOCACIÓN
    En la industria de las bienes raíces, es imprescindible que tomes en cuenta la ubicación del inmueble que deseas adquirir, ya que ésta indica su plusvalía a corto y largo plazo. Una vez que tengas ubicado el inmueble que deseas, visita el lugar en diferentes horarios, para que conozcas más detalles acerca del vecindario, el tráfico, el transporte, el acceso a centros comerciales, hospitales, escuelas y el estilo de vida de la zona en general. Tener estos factores en cuenta no sólo contribuirán a tu comodidad como futuro propietario, sino que también le agregarán valor a tu inmueble en el mercado.
  • INSPECCIONA TU FUTURO INMUEBLE
    No importa si el inmueble es nuevo o si tiene varios años de antigüedad, es importante que revises todos los detalles de su condición: cómo está construida, si hay algún problema o daño que necesites contemplar en cuanto a reparaciones o renovaciones, antes de cerrar cualquier contrato. Lo recomendable es hacer una lista de los pros y los contras, tomar fotografías, evaluar el inmueble y compararlo con otras opciones que también estés considerando.

Ya sea que estés pensando en comenzar una nueva etapa de tu vida o que estés buscando una oportunidad de hacer negocios para generar rentabilidad, aventurarte por primera vez a comprar o invertir en un inmueble es una experiencia emocionante que puede convertirse en una de las decisiones más importantes de tu vida, por lo que es fundamental que te encuentres muy bien informado y apoyado por expertos en el mercado inmobiliario, que contribuyan a generar la confianza de que lo que planeas adquirir, es la mejor opción para ti. Y tú, ¿estás listo para dar este gran paso?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Entradas Relacionadas