La experiencia de visitar un Life Style Center: Alameda Otay, The Grove L.A. y The Americana at Brand

El concepto tradicional de lo definido como un “centro comercial”, ha cambiado. Desde hace algunos años, se ha popularizado en las grandes urbes alrededor del mundo la construcción de life style centers, plazas enormes de uso mixto en las que se combinan tiendas, centros de entretenimiento, restaurantes e incluso complejos habitacionales y oficinas en un solo lugar.

Esta tendencia es la respuesta a una creciente demanda por parte de los consumidores, quienes buscan vivir una experiencia mucho más enriquecedora que sólo tener opciones para encontrar ropa y zapatos. Los life style centers tienen un rasgo muy distintivo: visitar uno es como entrar a una pequeña urbe por sí misma, moderna, de primera clase y con espacios para comer y socializar al aire libre en medio de grandes filas paralelas con gran variedad de opciones como restaurantes locales e internacionales, cines, bares, cafés y boutiques, entre muchos otros tipos de tiendas.

Con esas características, los clientes no sólo toman acción en ir y pagar por un producto o servicio directamente, sino que tienen la oportunidad de interactuar con un entorno diseñado particularmente para que generen conexiones significativas más allá de las compras.

El diseño y arquitectura en este tipo de complejos comerciales también es singular, ya que son altamente funcionales, estéticamente atractivos y al aire libre. Generalmente, en ellos se combinan elementos como áreas verdes, adornos esculturales, obras de arte y mobiliario, con el propósito de ofrecer a los visitantes un ambiente casual y confortable. En Tijuana, un ejemplo de life style center es el recientemente inaugurado Alameda Otay Town Center y, al otro lado de la frontera, nos podemos encontrar con espacios como The Grove (Los Ángeles) y Americana At Brand (Glendale).

Restaurantes de cadenas, tiendas especializadas, marcas de renombre, entretenimiento de primer nivel e incluso espacios residenciales y de trabajo: Los life style centers vienen a simplificar la vida de las personas, especialmente en las zonas de mayor afluencia urbana, proponiendo espacios en donde los usuarios no tengan que desplazarse para encontrar todo lo que necesitan. En una época en la que los consumidores buscan más que nunca vivir experiencias diferentes, crear conexiones emocionales, interactuar con su entorno de forma práctica y obtener servicios personalizados, los life style centers se convierten en el producto inmobiliario perfecto para los desarrolladores en el nicho de complejos comerciales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Entradas Relacionadas